Deep inside…

A veces siento la fuerza y el ímpetu del agua que con su fuerza arrasadora se abre camino incluso en condiciones adversas y en otras ocasiones el miedo y la fragilidad de una niña cuando por breves segundos se encontró perdida al no encontrar a su madre… Sin embargo con certeza sé que si soy agua o soy niña, TÚ estas conmigo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotofrafía: https://pin.it/bjvnkjtchf73tu

Abriendo puertas

Siempre, siempre, siempre, puedes encontrar algo en lo que tu hijo te puede ayudar cuando se acerque a ofrecerte su ayuda. Independientemente de lo que estés haciendo, siempre puedes asignarle algo qué hacer, no solo lo hará sentirse útil y capaz, sino tomado en cuenta, valioso y sin duda terminarás sorprendido con el resultado.

Por favor; “no gracias” no es una respuesta aceptable para un niño que quiere colaborar.

Hay muchísimas maneras de fortalecer vínculos y por increíble que parezca, a veces a nosotros no se nos ocurren muchas formas de hacerlo pero a ellos sí y son capaces de mucho más de lo que nosotros mismos imaginamos, no les cerremos la puerta.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/hf6q7iloijxq5p

Corazones sensibles

Voy conduciendo y en lo que podría llamarse una terraza al aire libre, hay un niño, vestido con una camiseta roja de fútbol y una pantaloneta, sus piernas están cruzadas y las manos detrás de la cabeza simulan una almohada, embelesado mira el cielo cargado de nubes con una gran sonrisa, está acostado dentro de un carretillo de construcción, apenas cabe allí con sus piernas flexionadas… Me conmovió.

Los corazones sensibles saben apreciar bien lo sencillo de la vida.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía https://pin.it/mlhpdgqtfnzkp6

Me dieron fuerza las caídas…

“Te veo y me imagino que tu mundo es perfecto, como si todo te saliera bien siempre, vives en algo así como el planeta de Fran, donde todo es lindo.”

Hace poco me dijeron eso y la verdad me hizo mucha gracia, me sentí como un espécimen ultra-raro a quien las cosas que suceden en el mundo no le afectan, inmune a la tristeza, a la traición, a la enfermedad, al desempleo, al dolor, al desamor, intocable por la depresión, la soledad, la frustración, el miedo, la agresión, ajena a las pruebas y los desiertos, a eso de romperse y volverse a armar, de caer y tener que levantarse, como si nunca hubiera visto sangrar en mí una herida, del tipo que sea.

Lo que se ve en mí, lo que reflejo como un libro abierto es simplemente el resultado de un corazón rescatado, de un corazón que no pudo más en un momento determinado y cayó rendido, un corazón que no ha encontrado solo pastos verdes y valles en su camino pero que sabe con total certeza que no está solo cuando se han apagado las luces y cada paso se ha tornado incierto, un corazón que creyó y como resultado pudo renacer.

La actitud ante lo que enfrentamos en la vida es determinante, estamos de paso, por eso desistí de procurar entender todo lo que sucede, de buscar explicaciones o sentido a muchas cosas que simplemente no lo tienen y decidí buscar un propósito en cada situación que enfrento, me propuse vivir las pruebas o los desiertos como oportunidades para pulirme, para crecer y para permitir que la parte de mi vida que necesita ser moldeada, lo sea.

No, no vivo en el “mundo de Fran” como si fuese aquella fábula del “mundo de bobby y zazoo u”, vivo en el mismo mundo que vivimos todos, enfrento mis propias luchas y peleo mis propias batallas, pero con esperanza, agudizando y puliendo mis sentidos, completamente segura de que nunca seré la misma persona cuando todo acabe, siempre seré mejor y eso para mí es ganancia.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2e35a5qfuszu3m

Ecos de su presencia

Me encanta cuando Dios usa nuestra cotidianidad para hablarnos al corazón, a veces nos cuesta trabajo identificarlo por sus métodos poco ortodoxos, pero si aprendemos a leer entre líneas nos será más fácil entender que siempre tiene algo que decirnos, en una frase que leemos, en el mensaje de un amigo, en un pensamiento que cruzó nuestra mente, en un silencio, en una canción…

El se encuentra en todas esas pequeñas cosas y desde allí se nos revela con hermosa claridad.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: Una planta de mi jardín que después de una larga espera y varios cuidados floreó hoy, y se mostró escandalosamente hermosa y colorida, algo así como la vida misma.

Recuerdos de antaño #3

Todos tenemos vivencias que se volvieron secretos, experiencias que guardamos en nuestro corazón y que de cuando en cuando se pasean por nuestra mente, nos hacen divagar transportándonos al momento, a la persona o al lugar…

Allí están, para recordarnos nuestra fortaleza o nuestra debilidad, escondidas detrás de nuestros ojos, dormidas en la punta de la lengua descansan calmas en algún rincón del pensamiento, las despertamos cuando las evocamos, entonces provocan en nosotros una leve sonrisa, una pícara mirada cómplice o un escalofrío en la piel y luego, vuelven a su estado pasivo de recuerdo y se quedan allí, donde pertenecen.

“Siempre es levemente siniestro volver a los lugares que han sido testigos de un momento de perfección.” Sabato

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/kw23w2kfccrjqb