Dejarte ser…

Ser tú

Dejarte ser.

Dejarte fluir.

Con tus silencios, tus pausas y tus espacios de meditación, esos tiempos en los que te sumerges en el análisis de alguna situación profunda o absurda pero tuya, importante al fin y al cabo, al menos para ti.

Ser tú.

Con tu frescura, la carcajada inesperada, la mirada brillante, expectante e ilusionada, como la de un niño que está por abrir un regalo.

Ser tú.

Con las alas escondidas un rato por el cansancio del vuelo o sacudiéndolas fuertemente lista para volar otra vez.

Dejarte ser.

Vulnerable y frágil, fuerte y resistente, resiliente y humana.

Ser tú.

Con tus pasiones y sueños, únicos porque son tuyos, incomprensibles para otros porque te fueron dados a ti, con esa enorme lista de cualidades y los pequeños puntos negros que todos tenemos que trabajar.

Ser tú.

Con el chiste malo, con la ternura que te produce un niño, la tristeza que te provocan la injusticia o la desigualdad; con la palabra sabia y la opinión contraria, con la bondad que se asoma constantemente y el temperamento fuerte, prudente y astuto que no te permite darle a todos el beneficio de la duda.

Ser tú, con las emociones siempre a flor de piel, con una sensibilidad a prueba de balas.

Ser tú.

Porque simple y sencillamente no hay nada más maravilloso en la vida y al mismo tiempo nada es tan cautivador como las personas genuinas.

•FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografia: https://pin.it/jcnelldqjbjegt

Gotitas de realidad…

Los años te enseñan si estás dispuesto a aprender, el tiempo no pasa en vano, no debería… El escaso crecimiento como seres humanos está fuertemente ligado con la falta de humildad de reconocernos obras en proceso.

Cuando dices así soy, así seré y nunca cambiaré estás ahogando la maravillosa y libertadora sensación de renacer, de reencontrarte, reivindicarte, explorarte y reinventarte, de descubrir todo aquello de lo que eres capaz como ser humano, como individuo, como amigo, como hijo, ¡como lo que sea!

La edad llega, inevitablemente, pero el crecimiento depende de cada uno, no es inherente es opcional, lo sucede siempre una decisión, la de aprender de lo vivido.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/fcuzxgbgno6upd

Esto no es conmigo…

Y sigo con mi día… Haciéndome la distraída cuando visitas mi mente.

Camino, hacia adelante, con paso firme, el doble juego no es lo mío, es lo tuyo; eso de herir adrede no va conmigo.

Toxicidad que embriaga sumada a una frialdad siempre calculada.

Parece un susurro a mi oído tu llamado, intangible, irreal y contradictoriamente presente, claro; como esa atrevida y agradable brisa que te envuelve sorpresivamente y te despeina, tanto que entorpece tu visión.

Y digo para mí misma con el alma quieta y el corazón en paz: “no gracias”.

Y sonrío, fuerte.

Y sonrío, libre.

Esto, no es conmigo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: FMS ©By Mi vagón del tren

Me dieron fuerza las caídas…

“Te veo y me imagino que tu mundo es perfecto, como si todo te saliera bien siempre, vives en algo así como el planeta de Fran, donde todo es lindo.”

Hace poco me dijeron eso y la verdad me hizo mucha gracia, me sentí como un espécimen ultra-raro a quien las cosas que suceden en el mundo no le afectan, inmune a la tristeza, a la traición, a la enfermedad, al desempleo, al dolor, al desamor, intocable por la depresión, la soledad, la frustración, el miedo, la agresión, ajena a las pruebas y los desiertos, a eso de romperse y volverse a armar, de caer y tener que levantarse, como si nunca hubiera visto sangrar en mí una herida, del tipo que sea.

Lo que se ve en mí, lo que reflejo como un libro abierto es simplemente el resultado de un corazón rescatado, de un corazón que no pudo más en un momento determinado y cayó rendido, un corazón que no ha encontrado solo pastos verdes y valles en su camino pero que sabe con total certeza que no está solo cuando se han apagado las luces y cada paso se ha tornado incierto, un corazón que creyó y como resultado pudo renacer.

La actitud ante lo que enfrentamos en la vida es determinante, estamos de paso, por eso desistí de procurar entender todo lo que sucede, de buscar explicaciones o sentido a muchas cosas que simplemente no lo tienen y decidí buscar un propósito en cada situación que enfrento, me propuse vivir las pruebas o los desiertos como oportunidades para pulirme, para crecer y para permitir que la parte de mi vida que necesita ser moldeada, lo sea.

No, no vivo en el “mundo de Fran” como si fuese aquella fábula del “mundo de bobby y zazoo u”, vivo en el mismo mundo que vivimos todos, enfrento mis propias luchas y peleo mis propias batallas, pero con esperanza, agudizando y puliendo mis sentidos, completamente segura de que nunca seré la misma persona cuando todo acabe, siempre seré mejor y eso para mí es ganancia.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2e35a5qfuszu3m

Pasos prudentes

Cuando tu corazón se siente atraído hacia algo o alguien y tu mente, tu ser y tu cuerpo aún con ganas de sucumbir ante la fuerza de atracción generada gritan internamente ¡peligro! es necesario prestar atención y utilizar todas las fuerzas disponibles para redireccionar las traicioneras emociones y cuidar el corazón…

El pobre no siempre sabe cuidarse solo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2gcrnrfh6fvk4w

Rememorar…

En los días grises y oscuros, nos viene bien recordar momentos en los que nuestra vida se ha llenado de color y luz.

Por lo general no se piensa en el verano cuando cae la nieve pero hacerlo es siempre una manera maravillosa de mantener el corazón alegre, agradecido y saludable.

Muchas experiencias hermosas e invaluables guardamos en nuestro baúl de recuerdos y sin duda muchas más vendrán.

Todo pasa y todo cambia, recuérdalo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2ibsrtcbde4cpw

Crecer

“Lo que no dejas ir, lo cargas, lo que cargas te pesa y lo que te pesa, te hunde…”

Practica el arte de soltar, la vida es muy corta para llevar sobre los hombros peso innecesario y demasiado linda para ensuciarse el corazón.

Perdonar y dejar ir es crecer.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: Yo. Uno de mis tantos atardeceres favoritos.

Crecer

“Lo que no dejas ir, lo cargas, lo que cargas te pesa y lo que te pesa, te hunde…”

Practica el arte de soltar, la vida es muy corta para llevar sobre los hombros peso innecesario y demasiado linda para ensuciarse el corazón.

Perdonar y dejar ir es crecer.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: Yo. Uno de mis tantos atardeceres favoritos.

Sobre la violencia…

No se puede tapar el Sol con un dedo, todo empieza en el hogar.

Es más fácil formar niños con amor, empoderados, seguros, felices, con sentido de justicia e igualdad y emocionalmente equilibrados que reparar adultos rotos…

Tener un niño cerca siempre, siempre nos va retar a ser mejores seres humanos por el simple hecho de que nos mira, nos sigue y nos imita.

Reinventemos el futuro y no sólo esperemos un mundo mejor sino dejémosle también mejores seres humanos al mundo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/w5k7lv2ssbcd