Me dieron fuerza las caídas…

“Te veo y me imagino que tu mundo es perfecto, como si todo te saliera bien siempre, vives en algo así como el planeta de Fran, donde todo es lindo.”

Hace poco me dijeron eso y la verdad me hizo mucha gracia, me sentí como un espécimen ultra-raro a quien las cosas que suceden en el mundo no le afectan, inmune a la tristeza, a la traición, a la enfermedad, al desempleo, al dolor, al desamor, intocable por la depresión, la soledad, la frustración, el miedo, la agresión, ajena a las pruebas y los desiertos, a eso de romperse y volverse a armar, de caer y tener que levantarse, como si nunca hubiera visto sangrar en mí una herida, del tipo que sea.

Lo que se ve en mí, lo que reflejo como un libro abierto es simplemente el resultado de un corazón rescatado, de un corazón que no pudo más en un momento determinado y cayó rendido, un corazón que no ha encontrado solo pastos verdes y valles en su camino pero que sabe con total certeza que no está solo cuando se han apagado las luces y cada paso se ha tornado incierto, un corazón que creyó y como resultado pudo renacer.

La actitud ante lo que enfrentamos en la vida es determinante, estamos de paso, por eso desistí de procurar entender todo lo que sucede, de buscar explicaciones o sentido a muchas cosas que simplemente no lo tienen y decidí buscar un propósito en cada situación que enfrento, me propuse vivir las pruebas o los desiertos como oportunidades para pulirme, para crecer y para permitir que la parte de mi vida que necesita ser moldeada, lo sea.

No, no vivo en el “mundo de Fran” como si fuese aquella fábula del “mundo de bobby y zazoo u”, vivo en el mismo mundo que vivimos todos, enfrento mis propias luchas y peleo mis propias batallas, pero con esperanza, agudizando y puliendo mis sentidos, completamente segura de que nunca seré la misma persona cuando todo acabe, siempre seré mejor y eso para mí es ganancia.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2e35a5qfuszu3m

Lutos necesarios

Es necesario cerrar ciclos y decir adiós. Quizá duela durante un tiempo, es normal, tendrás la mirada perdida en algunas ocasiones mientras te invade algún recuerdo, algunos kilos menos y unas cuantas lagrimas de más pero pasará, todo pasa, vive tu momento de luto pero no te quedes allí, pronto se dibujará una sonrisa en tu rostro y tu mirada abrazará la esperanza, porque siempre hay esperanza, cree en la magia de los nuevos comienzos.

Siempre vuelve a salir el sol y la lluvia no es más que un regalo del cielo que desciende para regar la tierra y hacer germinar la semilla, de la misma manera volverás a florecer.

Todo en la vida es un proceso, déjalo doler, déjalo sanar y déjalo ir.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/e3zgd7f67t4b4a

No te miro, te leo…

Siempre me resulta extraordinariamente hermoso poder ver la esencia de un ser humano.

No es sencillo, no está a simple vista, pero aquellas personas que no temen mostrarse como son, con su fuerza bruta y su talón de Aquiles, con sus historias dulces y amargas, con transparente sencillez y sin pretensiones ni arrogancia me parecen sencillamente cautivadoras.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/wu3fgytodb6n6i

Lenguajes del amor

Cuando las carencias emocionales, afectivas o espirituales tratan de suplirse con bienes materiales, se logran “maquillar” por un breve periodo de tiempo, pero eventualmente resurgen, más fuertes y más devastadoras que antes.

El amor tiene muchos lenguajes, procuremos descubrir el que hablan nuestros seres queridos, nuestras parejas, nuestras familias, nuestros amigos y hablémosles así, esto producirá relaciones significativas, duraderas y principalmente sanas.

La calidad no debe buscarse solo en los productos, sino especialmente en el tiempo, atención, dedicación, entrega y amor que les brindamos a los demás, empezando por nosotros mismos.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotofrafía: Lisa McNiel https://pin.it/pba7im6bzx2byq

Grandes diferencias…

La habilidad para diferenciar lo efímero de lo perdurable es una destreza que debemos desarrollar, de esa manera podremos disfrutar la vida teniendo claro cuánta energía invertir en cada cosa, persona o circunstancia, disfrutando todo con una plenitud consciente mientras evitamos aferrarnos innecesariamente a lo que no vibra ni vibrará igual que nosotros.

-FMS-

©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/ld6l2hxw3z64l5

Indescifrable…

Hay sin duda dolores profundos, despedidas ingratas y momentos incomprensibles… Pienso que tratar de entender la vida es injusto para nosotros como seres humanos, porque sin duda hay justicia e injusticia en ella.

Vivirla me parece mejor, abrazar las experiencias tanto buenas como difíciles por fugaces que sean y procurar obtener lo mejor de ellas. Después de todo, solo estamos aquí por un ratito y eso lo sabemos desde que nacemos.

FMS-

Fotografía: https://pin.it/qvo63eiw5jvxcm

Un alto para ti

¡Amé la imagen!

Cuántas veces nos absorbe la cotidianidad y vemos pasar los minutos, las horas y los días de lejos, entregando nuestra energía casi completa al trabajo, a la familia, a los hijos, al estudio, en fin…

Que hoy podamos hacer un alto aunque sea breve y encontrar ese “algo” grande y hermoso que nutra nuestra alma, nuestra mente y nuestro espíritu, el nuestro solamente, NO el de nadie más!

-FMS-

Fotografía: https://pin.it/xl7bzlfwpv2xvy

Silencio interno

Y entonces te detienes, el bullicio a tu alrededor se acalla, tus ojos enfocan correctamente y tu razón entra en sintonía con tu corazón… Quedas en silencio, tu queja se vuelve absurda, tu reclamo pierde la fuerza y enmudece… Una breve pincelada de otras realidades te ha ubicado.

El agradecimiento está subvalorado.

-FMS-

Cada ladrón…

Cada persona analiza y juzga lo que ve no sólo desde su perspectiva, sino también desde su experiencia y la actitud de su corazón, por esa razón no mal gasto mis energías con las personas que siempre piensan mal de otros, de sus intenciones y sus intereses, prefiero invertirla en aquellos que creen en la bondad como una de las armas más nobles para conquistar, en los que escuchan su corazón cuando les habla del “beneficio de la duda”, en miradas transparentes que dejan su luz donde sea que vayan, corazones que contra todo pronóstico siguen iluminando y los que caminan con el perdón delante porque saben que los hace libres, esos seres que lejos de ser ignorantes sobre la realidad del mundo y las oscuras intenciones de algunos, saben cuidarse pero sin dejar de creer que los buenos somos mayoría y que el mundo sigue siendo un lugar con espacio para el amor y todos sus aliados. 

Al final, no es lo que entra en nosotros lo que nos contamina, sino lo que sale de nosotros, porque sale del corazón. 

-FMS-