Deep inside…

A veces siento la fuerza y el ímpetu del agua que con su fuerza arrasadora se abre camino incluso en condiciones adversas y en otras ocasiones el miedo y la fragilidad de una niña cuando por breves segundos se encontró perdida al no encontrar a su madre… Sin embargo con certeza sé que si soy agua o soy niña, TÚ estas conmigo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotofrafía: https://pin.it/bjvnkjtchf73tu

Abriendo puertas

Siempre, siempre, siempre, puedes encontrar algo en lo que tu hijo te puede ayudar cuando se acerque a ofrecerte su ayuda. Independientemente de lo que estés haciendo, siempre puedes asignarle algo qué hacer, no solo lo hará sentirse útil y capaz, sino tomado en cuenta, valioso y sin duda terminarás sorprendido con el resultado.

Por favor; “no gracias” no es una respuesta aceptable para un niño que quiere colaborar.

Hay muchísimas maneras de fortalecer vínculos y por increíble que parezca, a veces a nosotros no se nos ocurren muchas formas de hacerlo pero a ellos sí y son capaces de mucho más de lo que nosotros mismos imaginamos, no les cerremos la puerta.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/hf6q7iloijxq5p

Feliz “cumple” mi viejo

Te miro con otros ojos sabes, como si los años trajeran consigo unos lentes especiales que me permiten ver los pequeños grandes detalles que quizá en otro tiempo no vi, unos lentes con los que puedo ver claramente todos tus súper poderes y comprender con resignación que aunque así lo deseara, mi súper héroe terrenal no es inmortal.

Te miro con otros ojos y te siento con otro corazón porque ser madre me ha dado un panorama distinto sobre el amor, la entrega y el sacrificio, son tantas las vivencias que atesora mi mente y tantas las que se quedaron solo en ti, pero la verdad es que estoy llena de huellitas tuyas.

Nosotros dos, tan similares y tan distintos, tan humano tú y tan humana yo, dos seres completamente imperfectos que han dejado que gane siempre el amor.

Gracias por todo, gracias por tanto, bendito este día en que puedo celebrarte una vuelta más al Sol.

Te amo papá.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/cns5i2ijcufsgf

Corazones sensibles

Voy conduciendo y en lo que podría llamarse una terraza al aire libre, hay un niño, vestido con una camiseta roja de fútbol y una pantaloneta, sus piernas están cruzadas y las manos detrás de la cabeza simulan una almohada, embelesado mira el cielo cargado de nubes con una gran sonrisa, está acostado dentro de un carretillo de construcción, apenas cabe allí con sus piernas flexionadas… Me conmovió.

Los corazones sensibles saben apreciar bien lo sencillo de la vida.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía https://pin.it/mlhpdgqtfnzkp6

Me dieron fuerza las caídas…

“Te veo y me imagino que tu mundo es perfecto, como si todo te saliera bien siempre, vives en algo así como el planeta de Fran, donde todo es lindo.”

Hace poco me dijeron eso y la verdad me hizo mucha gracia, me sentí como un espécimen ultra-raro a quien las cosas que suceden en el mundo no le afectan, inmune a la tristeza, a la traición, a la enfermedad, al desempleo, al dolor, al desamor, intocable por la depresión, la soledad, la frustración, el miedo, la agresión, ajena a las pruebas y los desiertos, a eso de romperse y volverse a armar, de caer y tener que levantarse, como si nunca hubiera visto sangrar en mí una herida, del tipo que sea.

Lo que se ve en mí, lo que reflejo como un libro abierto es simplemente el resultado de un corazón rescatado, de un corazón que no pudo más en un momento determinado y cayó rendido, un corazón que no ha encontrado solo pastos verdes y valles en su camino pero que sabe con total certeza que no está solo cuando se han apagado las luces y cada paso se ha tornado incierto, un corazón que creyó y como resultado pudo renacer.

La actitud ante lo que enfrentamos en la vida es determinante, estamos de paso, por eso desistí de procurar entender todo lo que sucede, de buscar explicaciones o sentido a muchas cosas que simplemente no lo tienen y decidí buscar un propósito en cada situación que enfrento, me propuse vivir las pruebas o los desiertos como oportunidades para pulirme, para crecer y para permitir que la parte de mi vida que necesita ser moldeada, lo sea.

No, no vivo en el “mundo de Fran” como si fuese aquella fábula del “mundo de bobby y zazoo u”, vivo en el mismo mundo que vivimos todos, enfrento mis propias luchas y peleo mis propias batallas, pero con esperanza, agudizando y puliendo mis sentidos, completamente segura de que nunca seré la misma persona cuando todo acabe, siempre seré mejor y eso para mí es ganancia.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2e35a5qfuszu3m