Rememorar…

En los días grises y oscuros, nos viene bien recordar momentos en los que nuestra vida se ha llenado de color y luz.

Por lo general no se piensa en el verano cuando cae la nieve pero hacerlo es siempre una manera maravillosa de mantener el corazón alegre, agradecido y saludable.

Muchas experiencias hermosas e invaluables guardamos en nuestro baúl de recuerdos y sin duda muchas más vendrán.

Todo pasa y todo cambia, recuérdalo.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/2ibsrtcbde4cpw

Gracia

Tenemos para poder dar, somos bendecidos para bendecir.

La vida toma un sentido distinto cuando nos permitimos ser sensibles a la necesidad ajena, el privilegio de tocar la vida de otras personas con un detalle no tiene precio.

Demos de gracia lo que por gracia recibimos.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/urzb7v5waaqirk

Contrastes…

¡Qué contraste!

Una escultura se llama: “El vacío del alma” y la otra: “Expansión”.

La primera me transmite una tristeza profunda y no requiere de mucha explicación, un alma vacía es un alma triste, seca y derrotada; de la segunda se dice que cuando la artista estaba terminando su obra se le cayó y se le quebró por lo que decidió dotarla de un significado distinto y mostrar que ante la destrucción, siempre existe una fuerza interna que permite la renovación.

Yo prefiero parecerme a la segunda, vivir, vibrar, quebrarme, armarme y volver a brillar, ser voz, ser mensaje, ser luz y tomar la decisión de encontrar la belleza que cada día tiene para ofrecerme y también, lo que tengo yo para ofrecer cada día, en un continuo aprendizaje mientras sigo dejándome maravillar por todo lo grande, lo pequeño y lo que hay en medio…

“Una vida sin propósito es un muerte prematura.” Goethe.

-FMS-

©By Mi vagón del tren

Fotografías: Escultura “El vacío del alma” de Jean Louis Corby y “Expansion” de Piage Bradley.

Grandes diferencias…

La habilidad para diferenciar lo efímero de lo perdurable es una destreza que debemos desarrollar, de esa manera podremos disfrutar la vida teniendo claro cuánta energía invertir en cada cosa, persona o circunstancia, disfrutando todo con una plenitud consciente mientras evitamos aferrarnos innecesariamente a lo que no vibra ni vibrará igual que nosotros.

-FMS-

©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/ld6l2hxw3z64l5

Todos los días son 8 de Marzo

Voy conduciendo, concentrada en todo y en nada, cuando un coro de voces de niños me aterriza, con un grito que dice: “¡felizzzz díaaaaa!” y en el carril contrario una microbús con pequeños de escuela sigue su camino.

Yo, esbozo una sonrisa y con el corazón aún dolido por ciertos sucesos recientes en mi país respondo casi de manera instintiva en susurro: “feliz día pequeños”, y me quedo pensando en algo que se dice de manera trillada pero que no se vive igual; que todos los días son días de la mujer, del hombre, del niño, del adolescente, del anciano, del débil, del fuerte… del ser humano.

-FMS-

Fotografía: Acuarela Erica Dal Maso

¿Qué determina quién eres? 

Te pusiste nervioso y salió mal la entrevista, te despidieron del trabajo, el anhelado proyecto propio que preparaste durante meses no fue lo que pensaste y terminó antes de verlo crecer, te traicionaron, te alcanzó la injusticia producto de juicios precipitados… En fin, hay etapas en la vida en las que como dice el refrán: “no se siente tanto lo duro sino lo tupido”, y bueno, entendiendo que para vivir la vida a plenitud se necesitan todos los colores de la paleta, los tonos grises también están contemplados.

Te pregunto: ¿Por dónde saldría la luz que llevas dentro si nunca te hubieras quebrado? ¿Cómo encuentras el camino sin haberte perdido? ¿De qué manera brota una nueva y mejorada versión de ti mismo sin antes permitir que la anterior quedara en cenizas? ¿Cómo aprendes a levantarte sin haberte caído antes?

Todas las experiencias buenas y exitosas nos dibujan una amplia sonrisa en el rostro, traen paz y abrazamos el triunfo con el corazón “gordito” de orgullo y satisfacción, y todas las vivencias complicadas nos equipan con carácter, voluntad y fuerza, demuestran la madera de la que estamos hechos.

Lo que realmente eres no lo determinan las situaciones externas que hoy están y mañana no, sino cómo reaccionas a ellas, lo que eres lo determina ese momento a solas donde recogiste tus pedazos y encontraste la fuerza para volverlos a unir, lo determina la capacidad de llorar a cántaros para después ver con una mirada clara una nueva oportunidad, el amor y las ganas que le pones a lo que haces y cómo te preparas para alcanzar tus sueños, lo determina la familia a la que ayudaste porque no tenía qué comer, el anciano al que le tendiste la mano para cruzar la calle, el desconocido al que escuchaste desahogarse en el bus, lo determina la actitud con que seguiste adelante luchando por lo que creías contra viento y marea, la decisión de perdonar a quien te hizo daño, la sonrisa que obsequiaste a la mirada perdida con que te cruzaste en la calle o el abrazo que al darlo sin saberlo tú estaba salvando una vida…

El mundo ha cambiado su visión a una más técnica y calculadora, pero no encajar en ese parámetro de vez en cuando está bien, porque el mundo sigue necesitando también la mirada sensible, que prioriza la persona antes del número.

Tu esencia te determina, ser congruente con ella es nuestra labor, termino con una frase que leí y se quedó conmigo:

“Domine todas las teorías, conozca todas las técnicas pero al tocar un alma humana, sea apenas otra alma humana.” Carl Jung.

-FMS-

Fotografía: https://pin.it/fwsonlcu4pg7ki

Feliz año 

Que la bendición de Dios alcance sus vidas y sus familias en este 2018, deseos de amor, salud, paz y trabajo. 

Me despido del 2017 con la nostalgia de quien le dice adiós a un buen amigo con el que ha compartido vivencias maravillosas, una infinidad de anécdotas y enseñanzas. 

Agradecida con Dios por su amor, su misericordia y por todas las personas valiosas que tengo en mi vida, que en este año que inicia su sabiduría nos guíe para escribir historias con propósito en cada una de esas 365 páginas en blanco. 

¡Feliz año!

La vida es hacia adelante

Se dice por ahí que recordar es volver a vivir, y definitivamente es así, estamos llenos de momentos inolvidables que merecen evocarse de cuando en cuando, sin embargo me parece que eso debe ser la excepción y no la regla…

Si vivimos nuestros días anhelando momentos que ya se han ido y pensamos que todo tiempo pasado fue mejor, entonces estamos secándonos poco a poco y no nos hemos percatado. 
Envejemos cuando empezamos a vivir de recuerdos, cuando todo lo bueno, lo bonito, lo memorable de la vida nos sucedió ayer y no creamos nuevos retos, nuevas experiencias, nuevos sueños y nuevas aventuras para el hoy, para el mañana. 

Por el contrario, cuando conservamos la esperanza, la frescura y cultivamos nuestra mente con nuevos proyectos y nuevas metas conservamos esa juventud. 

Albert Einstein lo dijo así: “La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original.”

-FMS-

Una gota en el mar 

Todos los días tenemos la oportunidad de marcar una diferencia, no sólo en nuestra vida sino también en la de los demás. 

Tantas personas cargando sobre sus hombros tantas historias… Es muy sencillo no prestar atención, pero la sensibilidad nos permite educar nuestros ojos ya que fueron creados para ver más allá de una fachada.

Procuremos escuchar nuestro corazón, curiosamente siempre tiene algo que decir y dejemos fluir la misericordia que llevamos dentro, un gesto, una sonrisa, un abrazo, una palabra… 

Podría parecer algo insignificante pero una vez, una asombrosa mujer lo dijo así: “A veces sentimos que lo que hacemos es solo una gota en el mar, pero el mar sería menos sin esa gota”. (Madre Teresa)

-FMS-