Trocitos de realidad…

Y uno escribe… de lo que le gusta, lo que le inspira o lo que ama, uno escribe de lo que le duele, le atormenta o le enfurece… uno le escribe a la vida, a las personas, a todo y a nada.

Pero cuando llega el momento en que la vivencia no te pone a escribir, cuando no cala tan dentro tuyo como para volverse letra, reclamo, prosa o poema, simplemente dejó de importar lo suficiente.

-FMS-

Fotografía: https://pin.it/iepppjpp6fzm2g

Recuerdos de antaño… #1

No sé si me dolió el ego,
quizá fue el corazón,
de no haber sido querido,
para ti una en un millón.

Fuiste como una estrella
que veloz vi el cielo surcar,
cuyo resplandor que ciega
sutil me invitó a desear.

Tú tan talón de Aquiles,
tan de Hemingway el ron,
responsable de que mis “nunca”
perdieran cabeza y razón.

Puede ser que algún día,
mirando un atardecer,
evoque esta melodía
que no podía ser.

-FMS-