Infinitos…

Cuantas historias, cuantos momentos de éxtasis y gloria plena o de crecimiento y dolor.

Tantas risas, tantas anécdotas, tantos recuerdos que invaden mi mente. No, el tiempo no pasa en vano.

Tú y yo, frágiles y fuertes, algunas veces seguros y otras tantas desconcertados, creciendo, aprendiendo, avanzando, siempre juntos, tomados fuertemente de la mano mirando hacia adelante, disfrutando el presente y aprendiendo del pasado, cuidándonos en cada paso el corazón mientras diseñamos un futuro.

Tú y yo, una historia conocida y nueva a la vez, descubriéndonos en cada etapa de la vida, reinventándonos en cada situación que demanda de nosotros una nueva versión.

Cuánto amo esta colección de vivencias, esta familiaridad y la complicidad que traen los años…

No sé si la alegría duele, pensaría que no, pero a veces, solo a veces es tanta la felicidad que me produce pensarte que se me confunde la risa con las ganas de llorar.

Por mucho y por siempre, mi persona favorita.

FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/mv2qx3n4mezmp6

Los menos…

Que te quieran espectacular o desarreglada, que te disfruten oscura o iluminada.

Que saboreen tu lado dulce y tu sabor amargo, que amen tanto tus risas como tu llanto.

Que te quieran segura o llena de miedos, colmada de virtudes y de defectos.

Que abracen tu paso firme y tus tropiezos, que disfruten tus palabras y tus silencios.

Que lean tus miradas y todos tus gestos, que estén cerquita en los buenos y malos tiempos.

Que estén dispuestos a construir contigo un mundo imperfecto lleno de recuerdos, y que recordemos que a eso están dispuestos,

sólo los valientes,

y son los menos…

FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/i75yg7duwndupa

Ojitos atentos, paginas en blanco…

Si tus hijos te ven diciendo la verdad, aprenden a hablar con la verdad.

Si tus hijos te ven ayudar a otros, aprenden que hay alegría en dar a los demás.

Si tus hijos te ven llorar, aprenden que ser valientes también implica ser vulnerables algunas veces.

Si tus hijos te ven disculparte o perdonar, aprenden que la humildad nos hace grandes y mejores seres humanos, que el perdón es libertad.

Si tus hijos se saben amados, aprenderán a amar.

Si tus hijos te ven luchar por lo que sueñas, aprenderán que aunque no sea fácil todo esfuerzo vale la pena.

Si tus hijos se sienten respetados, aprenderán a respetar.

Si tus hijos se saben escuchados, aprenderán a escuchar.

Si tus hijos te ven orar, aprenderán a poner todas las situaciones en manos de Dios.

Si tus hijos ven congruencia en lo que haces y dices, aprenderán a ser personas genuinas, reales.

Si tus hijos te ven devolver esas monedas de más que te dieron por error, aprenderán a ser honestos, honrados.

Si tus hijos te ven valorar la vida, cuidarla y disfrutarla, no cesarán de maravillarse por los pequeños grandes milagros que nos rodean día con día.

Si tus hijos te ven reírte de ti mismo de cuando en cuando, aprenderán que en ocasiones no debemos tomarnos todo tan enserio.

Si tus hijos te ven disfrutar de la comida y el ejercicio, aprenderán que todo tiene su grado de importancia.

Si tus hijos te ven trabajar en ordenar tus prioridades correctamente, aprenderán sobre balance y equilibrio.

Si tus hijos te ven ser feliz, aprenderán que la felicidad depende de ellos y no está ligada a las circunstancias ni a las personas.

Y todo, todo, aplica igual cuando es a la inversa…

FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/cu4lx6xcryjdcb

Mi receta…

Cuantas veces confiamos solo en aquello que alcanzan a ver nuestros ojos y deseamos lo que vemos en los demás con total desconocimiento de su historia, sus luchas, sus demonios y sus temores.

Cuantas veces obviamos lo que tenemos por enfocarnos en lo que no tenemos y olvidamos agradecer, desde lo bueno hasta lo malo, de lo pequeño a lo grande, olvidando que todo suma sí así lo deseamos, que todo ayuda si lo vemos desde la perspectiva correcta.

Cuantas veces nos engañan los brillos falsos y tropezamos con la envidia o la comparación y nos volvemos vanos, infelices y arrogantes, nos acostumbramos a lo que nos rodea y hasta lo menospreciamos…

La risa de un niño, el aroma de una flor, mirar el amanecer una vez más, poder levantarnos… cuantas personas en condiciones muy distintas a las nuestras podrían darnos cátedra sobre aprovechar cada momento de la vida como se presenta porque no habrá otro igual y la vida como la conocemos podría cambiar de un momento a otro… insensatez pura.

Yo receto agradecimiento, agradecimiento consciente y genuino, agradecimiento que comparte, que ríe, que valora y aprecia, agradecimiento que contagia y revive, agradecimiento que aprende.

FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/aj5n2xaf4oujdw

Mucho más…

El amor no es una fotografía perfecta, en el momento justo con la luz adecuada y un escenario de ensueño… puede estar allí claro, pero el amor es mucho más.

El amor no es el atuendo ideal, el maquillaje impecable y el cuerpo soñado, puede existir allí claro… pero el amor es mucho más.

El amor que sobrevive lo idílico, ese que se vive el día a día no tiene tantas fotografías perfectas porque está concentrado en crear momentos de lealtad, entrega y compromiso que no siempre quedan retratados.

Su complicidad, intimidad y familiaridad son tan profundas que una fotografía difícilmente puede capturar tanta historia, tanta conexión.

FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/zv53qjh3ooecvp

Enfoque…

Al final de cuentas es una decisión, nuestra y de nadie más… Confiar y creer que hay luz y buscarla, aún en medio del dolor, el miedo, la traición y la incertidumbre siempre habrá esperanza.

Está bien decir en un momento determinado “no puedo más” y dejarte ser vulnerable, pero debe ser la excepción y no la regla, repetirlo como un mantra nunca le ha hecho bien a nadie.

Todo pasa, todo acaba, ninguna situación es eterna, todo en esta vida es temporal; tenerlo claro nos ayuda a enfocarnos en “el día después de”, esa mañana en que cesó la tormenta y el mar está de nuevo en calma, nos ubica en esa famosa luz al final del túnel y no en la oscuridad que de momento nos rodea.

FMS by ©Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/pmkrr2sy5zytvj