Una posición que se decide…

Un corazón desagradecido siempre será un corazón inconforme e infeliz.

Cuando nada te llena y todos los días son iguales ante tus ojos es porque has perdido la perspectiva, se empequeñeció tu alma y perdió la capacidad de asombro, olvidaste que la vida en sí es un regalo que se honra y condicionaste tu felicidad a situaciones pasajeras, colocaste altares transitorios, no eternos.

Un corazón agradecido tiene siempre una manera distinta de ver las cosas porque valora a consciencia todo aquello que lo rodea; no es ciego, tampoco ingenuo, no minimiza la adversidad o las dificultades, simplemente les da la importancia que merecen, no se preocupa, se ocupa que es distinto sin permitir que le sean robados los colores de la vida.

FMS ©By Mi vagón del tren

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s