Libros abiertos

La libertad de una carcajada espontánea…

La dulzura cautiva en una mirada que muestra con traicionera transparencia la ternura de un corazón…

El brillo de un rostro libre, en paz…

Un caminar pausado, vigilante y sensible a su entorno…

Esa mano extendida, abierta y dispuesta…

El suspiro profundo de un alma quieta, profunda como un mar en calma colmado de misterios, sorpresas y secretos…

El espíritu valiente, resiliente y sabio…

El dolor de la desesperanza o la sombra del miedo…

La tristeza agazapada que luce su mejor rostro detrás del esbozo de una sonrisa…

Somos libros abiertos para aquellos valientes dispuestos a leernos con mucho más que sus cinco sentidos.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/5scr3brzyfcndp

Aniversario…

17 años de matrimonio cumplimos hoy, la misma edad que tenía cuando te conocí, 23 años llevamos ya tomados de la mano cuidándonos el corazón.

Una y mil veces sí, a ti, a tus risas, a tus besos y a tus abrazos; una y mil veces sí, a tus bromas tontas, a tus impredecibles ocurrencias, a tu espontaneidad e ingenio; una y mil veces sí, a tu hombro, a tu compañía, a tu voz y al calor de tu cuerpo; a esas historias que inventas para ayudarme a dormir, a los bailes locos que haces para hacerme reír, a tu oído atento y tu palabra sabia, una y mil veces sí a tu alma soñadora y tu incansable y valiente espíritu guerrero, a la nobleza y bondad de tu corazón.

Una y mil veces más sí, a esta historia, a este caminar a tu lado, eres mi regalo del cielo y mi hermosa bendición.

Te amo mucho más que hace 23 años.

🎵🎶”Como naufragan mis miedos si navego tu mirada, como alertas mis sentidos con tu voz enamorada, con tu sonrisa de niño como me mueves el alma, como me quitas el sueño, como me robas la calma”🎶🎵

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/lla2rjeqggpkkb

Una posición que se decide…

Un corazón desagradecido siempre será un corazón inconforme e infeliz.

Cuando nada te llena y todos los días son iguales ante tus ojos es porque has perdido la perspectiva, se empequeñeció tu alma y perdió la capacidad de asombro, olvidaste que la vida en sí es un regalo que se honra y condicionaste tu felicidad a situaciones pasajeras, colocaste altares transitorios, no eternos.

Un corazón agradecido tiene siempre una manera distinta de ver las cosas porque valora a consciencia todo aquello que lo rodea; no es ciego, tampoco ingenuo, no minimiza la adversidad o las dificultades, simplemente les da la importancia que merecen, no se preocupa, se ocupa que es distinto sin permitir que le sean robados los colores de la vida.

FMS ©By Mi vagón del tren