Abriendo puertas

Siempre, siempre, siempre, puedes encontrar algo en lo que tu hijo te puede ayudar cuando se acerque a ofrecerte su ayuda. Independientemente de lo que estés haciendo, siempre puedes asignarle algo qué hacer, no solo lo hará sentirse útil y capaz, sino tomado en cuenta, valioso y sin duda terminarás sorprendido con el resultado.

Por favor; “no gracias” no es una respuesta aceptable para un niño que quiere colaborar.

Hay muchísimas maneras de fortalecer vínculos y por increíble que parezca, a veces a nosotros no se nos ocurren muchas formas de hacerlo pero a ellos sí y son capaces de mucho más de lo que nosotros mismos imaginamos, no les cerremos la puerta.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/hf6q7iloijxq5p

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s