Mujer.

Nunca me he sentido menos, tampoco me he sentido más, crecí sabiéndome capaz de lograr lo que me proponga, no me molesta ser llamada “sexo frágil”, si por frágil se refieren a la bondad de mi corazón y la ternura que encierra, a la sensibilidad que me permite vivir con mayor intensidad la vida, a la capacidad que tengo de amar, de entregarme, de expresar sin temor mis sentimientos y de llorar libremente.

Mi “fragilidad” no me hace débil, todo lo contrario.

No siento la necesidad de medir fuerzas con nadie para demostrar que estoy hecha de metales preciosos que sobreviven las altas temperaturas y los imprevistos del tiempo, se muy bien que soy única y especial, no soy igual a ningún hombre, soy distinta, de la misma manera en que no soy igual a ninguna otra mujer.

Disfruto mi femineidad en libertad, en equilibrio, sin extremismos ni fanatismos, no permito que ningún complejo absurdo me impida gozar de las atenciones de un caballero y mucho menos sentirme amenazada por ellas.

Simple y sencillamente me encanta ser mujer y todo lo que eso representa.

FMS ©By Mi vagón del tren

Fotografía: https://pin.it/c3mpcfx5wmt4fc

3 comentarios en “Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s