Antigravedad

Antigravedad…

Y llega el momento en que el mar es de nuevo calmo y las situaciones vividas, abrumadoras y angustiantes en su momento, se convierten en recuerdos llenos de aprendizaje.

Y somos más fuertes y más sabios porque crecimos, el desierto nos pulió y aquel diamante escondido dentro nuestro que simboliza el área específica de la vida que necesitaba ser tratada, consigue brillar.

Todo pasa, el refrán dice que no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista y es así, toda espera concluye y a todo lo que se quiere debajo del cielo le llega su hora.

Una vez más “entramos en órbita” y salimos de aquel espacio “antigravitatorio” en el que durante un tiempo todo parecía flotar en el aire, inalcanzable, sin orden ni forma definida, sin que pudiéramos tampoco tener control alguno sobre nada, de pronto empieza a caer, por sí solo, en el momento oportuno y justo donde debía, te conviertes entonces en espectador del proceso, no porque hayas cruzado los brazos sin hacer nada, sino porque aunque todos nuestros esfuerzos son válidos y nos conducen a conseguir metas y logros, a veces la vida tiene giros sorpresa que se salen de nuestras manos, momentos gratos y golpes bajos que nos recuerdan que somos pequeñas piezas dentro de un rompecabezas gigante, que todo tiene un tiempo, un lugar, y más maravilloso aún, un propósito más grande que nosotros mismos.

-FMS-

Fotografía: https://pin.it/peibn7ukbxt6vz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s