Silencio interno

Y entonces te detienes, el bullicio a tu alrededor se acalla, tus ojos enfocan correctamente y tu razón entra en sintonía con tu corazón… Quedas en silencio, tu queja se vuelve absurda, tu reclamo pierde la fuerza y enmudece… Una breve pincelada de otras realidades te ha ubicado.

El agradecimiento está subvalorado.

-FMS-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s