Amiga, mujer… Si te vieras con mis ojos.

Si te vieras con mis ojos aceptarías tus arrugas y tus estrías como hermosas huellas de la vida y tus cuarenta y tanto como un arma de seductora sensualidad que implícitamente dice: experiencia, madurez, seguridad y confianza…

Si te vieras con mis ojos notarías las miradas que atraes, las sonrisas que contagias, los abrazos que inspiras y caminarías confiada desplegando esa innata belleza interna y externa que te ha caracterizado siempre; creerías más en ti, en tu capacidad, en tu autenticidad y en tu valor.

Si te vieras con mis ojos reconocerías la mujer extraordinaria, la amiga incondicional y la madre dedicada que procura inventar cada día una manera distinta de decir “te amo”, quizá, entenderías mejor la frustración e impotencia que me embargan cuando te veo sufrir confundida creyendo que las migajas que recibes son el tipo de amor que mereces…

Si te vieras con mis ojos, con los que te veo desde hace más de dos décadas entenderías que mereces mucho más, mereces un amor soleado, con flores, canciones y pajaritos, con muchas risas, muchas caricias y muchos “te amo”, mereces que las lágrimas derramadas que brotan de vez en cuando en esto del amor, sean la excepción y no la regla; no te conformarías con sobras de nada porque te sabrías digna de un amor de verdad, un amor que te piense y te desee, que te envíe mensajes cursis y te sorprenda con tu postre favorito o con una flor, un amor que te escuche, te respete y te comprenda, que se interese por ti, por lo que tienes que decir, por lo que piensas, por tus pasiones y tus sueños, un amor sensible y aquí no hablo de perfección sino de sinceridad, entrega y compromiso.

Si te vieras con mis ojos dejarías de desperdiciar oportunidades en alguien que no las merece, que nunca las valoró y empezarías por entender que ahora quien merece la oportunidad de una vida distinta, ¡eres tú!; abrirías tus alas un poco lastimadas y entumecidas de tanto estar escondidas y agudizarías la visión buscando pastos más verdes y horizontes nuevos llenos de oportunidades y esperanza, porque aunque lamentablemente hay en el mundo demasiadas cosas mediocres el amor no debería nunca ser una de ellas.

Si te vieras con mis ojos volarías sobre el temor a lo nuevo con esa fuerza interna tan tuya y que a veces crees no tener, lo mirarías y lo enfrentarías dejándolo motivarte y no paralizarte con la certeza que al final aunque el enfrentamiento sea difícil, terminarás más fuerte, no hay victoria sin batalla previa.

Si te vieras con mis ojos sacudirías el polvo de tus pies, abandonarías ese camino árido y plantarías tu propio jardín, recobrarías el brillo en la mirada consciente de que ya fue suficiente de tanto llanto, de tanta decepción, lavarías tu cara, mirarías al sol y sonreirías con labios rojo carmín sabiéndote inteligente, sexy, graciosa, hermosa y fuerte, merecedora de todo lo bueno que hay en el mundo, en la vida y en el amor.

Si te vieras con mis ojos mirarías tus páginas viejas como preciadas enseñanzas y sabios recordatorios de lo que quieres y lo que no y empezarías a escribir nuevas historias.

Si te vieras con mis ojos entenderías que la vida es muy corta para conformarse con algo que te seca y no te hace feliz.

-FMS-

5 comentarios en “Amiga, mujer… Si te vieras con mis ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s