¿Cuál fortaleza construiste?

A veces las personas nos lastiman.
A veces nuestra gente nos falla o les fallamos nosotros.
A veces las circunstancias nos agobian y deseamos que pase pronto la incomodidad del momento que vivimos.
A veces se nos endurece el corazón y se ensombrece nuestro ánimo.
A veces se nos acaba la fuerza y se debilita nuestra esperanza.
A veces no nos queda deseo de llorar.
A veces nos pesa un poco más el mundo sobre los hombros.
A veces, a veces, a veces…

Pero si nos lo proponemos, SIEMPRE lograremos sobreponernos a todos esos “a veces” y entonces el sol vuelve a brillar, porque la vida es así, bella y llena de lecciones, recordamos nuestra canción, renace la esperanza y abrazamos la vida.

Crecimos un poco más y solo por eso, la noche oscura valió la pena.

En la vida tenemos la oportunidad de construir dos tipos de fortalezas; las que por dolor, falta de perdón, rencor o temor nos alejan de las personas y nos hacen sentir “a salvo” estando aislados o las que crean lazos tan fuertes de amor, lealtad y confianza que son como aquel conocido cordón de tres hilos que no se rompe fácilmente, esas son las que se convierten en bálsamo para nuestra alma en los momentos difíciles.

Por amor a nosotros mismos y a los demás, por amor al mundo y a la sociedad, procuremos construir las fortalezas correctas.

-FMS-

 

9 comentarios en “¿Cuál fortaleza construiste?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s