Tú, yo y este sobreviviente amor de lejos

Yo que me estaba perdiendo tu caminar pausado y tu caminar ligero, que me había alejado de tu abrazo fuerte, de tu pecho, de tu boca y de tu piel.

Yo que había dejado de mirar tus ojos y valorar tu sonrisa como solía hacerlo, estaba inconscientemente olvidando el sonido de tu voz y lo que mucho que me gusta tu olor… En mi silencio y mi lucha interna te sentía cada vez más lejos y yo estaba cada día más distante.

Yo que luchaba contra la costumbre de estar sola todo el tiempo, contra mí misma para procurar extrañarte como la primera vez y no sentirme cómoda teniéndote lejos, siempre lejos… Observaba en silencio el avance gradual del hielo que nos rodeaba y temía tanto que se nos helara el corazón.

Yo que lloraba por la incertidumbre y el dolor que causa sentir que estás dejando de querer a quien has amado con la vida, con cada fibra de tu cuerpo y cada latido de tu corazón… Pensaba, temía y me ahogaba.

Olvidé, que antes de pactarlo tú conmigo y yo contigo, lo pactamos con ÉL…

Olvidé que somos tres en esta historia, felizmente somos tres, que SUS brazos son fuertes para sostenernos, SU fuego capaz de alejar el frío, SU mirada serena para traer paz, SU amor incomparable para traer vida y SU promesa, para siempre…

Entonces, de pronto recordé y supe que desde donde estabas, recordaste también.

-FMS-

4 comentarios en “Tú, yo y este sobreviviente amor de lejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s